Cubrir al desnudo

Cubrir al desnudo

(Extraído de las conferencias del domingo 8 y 15 de enero)

Sin duda un grupo de hombres y mujeres orando en el poder de Dios podemos cambiar a una nación para bien.

¡Ninguna nación está tan perdida como para que Dios no pueda cambiarla!

El pueblo de Israel es prueba de ello.

Dios sanará esta tierra, pero nuestro trabajo es creer y orar, buscar a Dios y depender de Él.

México tiene que saber quién es Dios y qué cosas hace Dios. Los muy tristes y preocupantes acontecimientos, así como la crisis que estamos atravesando como país, nos llevan a recapacitar qué haría nuestro Señor Jesucristo. Definitivamente debemos unirnos como hijos de Dios y trabajar para cubrir al desnudo.

Cubrir al desnudo es, principalmente, decir lo que el Señor Jesucristo dice, sentir lo que Él siente y hacer lo que el Señor Jesucristo hace.

Podemos organizar brigadas de combate al frío juntando ropa, zapatos, chamarras o cobijas usadas y nuevas; repartirlas diciendo a cada persona que Jesucristo le ama, que Jesucristo le envía ese regalo y al tiempo en que lo hacemos, orar por la necesidad de cada persona. Sí, tal y como Jesucristo lo haría hoy mismo si estuviera físicamente entre nosotros.

Hechos 20:35

“En todo os mostré que así, trabajando, debéis ayudar a los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: «más bienaventurado es dar que recibir.»”

Al dar recibiremos mucho más de lo que demos. Es tiempo de hacer algo más por los demás.

Cosas como éstas darán mucho más resultado que estarnos quejando de la violencia, de la corrupción y de la situación económica.

“Porque para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas.”

1 Pedro 2:21

Sin duda para hacer algo que Él haría, necesitamos mucho más de Él.

Necesitamos que Él venga junto con nosotros y esto sucede por hacer Su voluntad.

Necesitamos que Su amor, Su compasión y Su misericordia nos acompañen todo este año 2017 y esto sucede dependiendo de Él en todo.

Necesitamos que la autoridad en el nombre de Jesucristo y el poder del Espíritu Santo vengan con nosotros a donde quiera que vayamos lo cual sucede como resultado del tiempo que pasamos con Él, tomados de Su mano, platicando con Él, estudiando Su palabra, viviendo Sus principios y Sus valores, y cumpliendo el para qué nos salvó, nos llamó a servirle y ahora nos está enviando a bendecir al que más sufre, al más vulnerable, al que más le necesita.

Necesitamos que el Espíritu Santo llene nuestras vasijas de Su aceite pues el aceite es un símbolo de la presencia del Espíritu Santo.

Oremos este año más que nunca antes, busquemos Su presencia más que nunca antes, ¡veremos muchos más milagros que nunca antes!

Al cubrir al desnudo, creo que el Señor quiere hacer dos cosas:

  • Cubrirlo del frío y
  • Cubrirlo de su pecado tal y como lo está haciendo contigo y conmigo. Él vino a eso: a salvarnos, a librarnos de la maldición del pecado y a darnos vida en abundancia.

El Señor quiere cubrirnos con Su Espíritu Santo, llenarnos de Él, saturarnos de Su presencia y usar nuestras vidas para que todo México sepa: quién es Dios y qué cosas hace Dios.


def_adcsr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *