La protección de Dios en medio del peligro

La protección de Dios en medio del peligro

“El que habita al abrigo del Altísimo

Morará bajo la sombra del Omnipotente.”

Salmos 91:1

Dios no prometió un mundo libre de peligro, pero sí promete Su ayuda cada vez que nos enfrentamos al peligro.

Él permite que nos sucedan circunstancias pero nunca nos da más de lo que podamos soportar porque nos ama; es así como nos corrige y nos proporciona los medios de solución cuando le clamamos.

Debemos aceptar que en Él tenemos protección, Él es un refugio cuando tenemos miedo, la fe y la oración nos fortalecen y nos dan la salida de todos los peligros y temores del diario vivir.

Aprendamos a cambiar todos nuestros temores por fe y confianza en Dios, para habitar bajo Su abrigo.

Encomendémonos a Su protección mostrando diariamente que tomados de Su mano estaremos seguros.

Salmos 23:4

“Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.”

Salmos 27:5

“Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto.”

Salmos 31:20

“En lo secreto de tu presencia los esconderás de la conspiración del hombre; Los pondrás en un tabernáculo a cubierto de contención de lenguas.”

 

El temor del Señor es muy diferente del miedo. Temer a Dios significa tener respeto reverente hacia Él, sentir temor reverente de Su majestad gloriosa, Su grandeza y Su poder.

Julia Campos


def_adcsr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *